Krups Espresso YY8135FD

La cafetera totalmente automática Krups Espresso promete ser «tan sencilla e intuitiva como un smartphone». El diseño de la cafetera es básico, pero incluye una pequeña pantalla digital, permite elegir la intensidad y la cantidad del café ademas de poder guardar 2 de tus recetas preferidas en la memoria de la cafetera.

Krups YY8135FD Independiente Totalmente automática Máquina espresso 1.6L Negro - Cafetera (Independiente, Máquina espresso, 1,6 L, Molinillo integrado, 1450 W, Negro)

Lo mejor

  • Diseño compacto
  • Simple e intuitivo
  • Ajuste de la cantidad de agua
  • Ajuste de la intensidad
  • Guarda tus ajustes de café favoritas

Lo peor

  • Sólo un recipiente para café grano
  • No permite café molido

Características técnicas de la cafetera automática Krups YY8135FD

Tipo de caféGranos
Selector para 1 taza
Selector para 2 tazas
Depósito de agua1,60 l
Autoapagado off
Calentamiento terminado
Deposito de agua extraible
Bandeja goteo
Ruido64 db
LimpiezaAutomatica
Potencia1450
Peso7.1 kg
Alto36,50 cm
Ancho33 cm
Profundo34,50 cm

Diseño y materiales

La cafetera Krups Espresso YY8135FD es la versión con pantalla LCD de la Krups Expresso YY8125FD. Este nuevo modelo tiene las mismas características y promesas que el modelo anterior, es decir, diseño, compacidad, un molinillo de acero que permite elegir entre tres ajustes de finura de la molienda y una boquilla de vapor para la preparación de cafés con leche.

La nueva Krups Expresso mide 34,5 x 33 x 36,5 cm (ancho x fondo x alto). Se puede colocar fácilmente en una estantería o en una encimera siempre que haya espacio arriba, para sacar el depósito de agua y en el lado izquierdo para vaciar el colector de pozo.

Su diseño, descrito como industrial es, de hecho, bastante básico. En efecto, no se trata de materias primas propias del diseño industrial, sino de un plástico bastante sencillo. Aunque el aspecto general es mejor que el de la Saeco Moltio, la calidad de los materiales sigue siendo inferior a los de la Melitta Caffeo Solo.

La originalidad de esta cafetera automática de Krups proviene en parte de la disposición del depósito de pozos, situado en el lado izquierdo y no en la bandeja de goteo. Mientras que la mayoría de las bandejas necesitan vaciarse después de una media de 13 cafés, éste tendrá que vaciarse después de 9, pero sigue siendo lo suficientemente grande como para no tener que vaciarlo tan a menudo.

Uso y comodidad de manejo

La principal novedad de este modelo, con respecto al modelo anterior, es, la presencia de una pantalla LCD que facilita el uso de la cafetera mediante mensajes que, en ocasiones evitan tener que accionar toda una combinación de teclas para programar o personalizar la cafetera.

Durante nuestras pruebas, hemos comprobado que el uso es sencillo e intuitivo tal y como nos lo promete la marca. Los iconos de los 8 botones del panel frontal son lo suficientemente claros como para prescindir de las instrucciones, incluida la memorización de las 2 recetas; un buen punto.

Apreciamos la ubicación del botón de encendido/apagado en la parte delantera, más fácil de acceder que cuando está colocado detrás de las cafeteras. Los usuarios eligen primero la intensidad del café entre 3 opciones – que está representada por un dibujo de granos de cafe, luego la cantidad de 30 a 180 ml y, finalmente, optan por una o dos tazas.

Pantalla Krups

Como todos los modelos básicos, la cafetera tiene un depósito de 260 g. A diferencia de otros modelos que hemos analizado, como la Delonghi Magnifica S o la Philips LatteGo, el recipiente para café en grano no viene con un compartimento para café ya molido. Es una pena, ya que este elemento permite alternar diferentes sabores de café o preparar un café descafeinado.

También cabe destacar el botón con que se ajusta la finura de la molienda. Situado en el interior del contenedor de granos, la ruedecita ofrece 3 ajustes. En general, cuanto más fina sea la molienda, más fuerte y cremoso será el café. Un punto a favor es que el pomo está colocado en lo alto para no tener que meter los dedos entre los granos de café como ocurre con la cafetera automática Saeco Minuto, por ejemplo

Rueda Krups

Otra característica bien pensada, original y práctica es el asa del depósito de agua que se abre con un solo gesto. Cuando se acaba el agua durante la preparación, aparece un símbolo para alertar al usuario. Basta con llenar el depósito y recolocarlo para que la cafetera entienda que puede completar la preparación: sencillo y eficaz.

Sistema de leche: la boquilla de vapor Krups

Nos gusta el uso de la boquilla de vapor. Si siempre recomendamos manejar la boquilla con cuidado, esta cafetera es menos peligrosa que otras que se ponen en marcha sin previo aviso cuando se coloca un recipiente bajo la boquilla.

Aquí, la Krups informa cuando está lista y sólo se pone en marcha cuando el usuario pulsa el botón de inicio. Cuando el espumador de leche está en funcionamiento, aparece en la pantalla una cuenta atrás en segundos. Eres libre de parar la cafetera cuando la densidad de la espuma es la que te guste.

Rapidez al preparar el café

El tiempo que hemos registrado es muy inferior a las otras cafeteras que hemos testado. La cafetera automática Krups Expresso YY8135FD es bastante lenta.

Entre el arranque de la cafetera, el enjuague y la preparación de un espresso, el primer café de la mañana estará listo en 2 min 8 seg. Eso es mucho más que el tiempo de 1 min 20 seg de la Magnifica S Smart de DeLonghi.

Consumo de energía

La cafetera se detiene completamente después de 15, 30, 45, 60 o 120 minutos. Con la pantalla encendida, la cafetera consume 1,4 W, que no es mucho. Además, el consumo se reduce a cero cuando se apaga. No hay función de espera.

Según nuestras mediciones, basadas en la preparación de 3 cafés al día, el uso de esta cafetera supondrá un consumo eléctrico de 0,07 kWh, lo que supone unos 15 céntimos al mes.

Ruido

La cafetera automática Krups hace un ruido de 67 dB al moler los granos de café y al preparar el café llega a 64 dB.

Mantenimiento

El cajón extraíble que contiene el poso del café es bastante fácil de lavar y manipular. No obstante, se agradece que no se aloje, como ocurre muy a menudo, en la bandeja de goteo que, cuando está llena, a veces requiere ser tranposrtada cuidadosamente hasta el fregadero; de lo contrario, el agua se derrama por el suelo. Además, la bandeja de goteo de este modelo es pequeña y muy fácil de manejar.

Otro buen punto es que la cafetera informa a través de un icono en el panel frontal que se debe iniciar un programa de limpieza o descalcificación. Los mensajes de advertencia permanecen en la pantalla mientras no se realicen las operaciones de mantenimiento.

Los programas de limpieza y descalcificación son automáticos. Basta con introducir las pastillas o el descalcificador y dejar correr el agua. Las operaciones de mantenimiento son muy sencillas, sin ninguna combinación de botones, pero las instrucciones siguen siendo recomendables para saber qué hacer y en qué orden.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies